El coche en el divorcio I: ¿Quién se lo queda?

¿Quién se queda el coche tras el divorcio? Me ha llegado una multa pero es mi ex el que usa el coche ¿Qué puedo hacer? ¿Como se cambia la titularidad del vehículo en la DGT? Si en Tráfico somos titulares del coche mi cónyuge y yo ¿Puedo darme de baja sin su consentimiento? Aquí las respuestas

 
coche-familiar
 

El coche de la familia

El coche familiar usado durante el matrimonio para llevar a los niños al colegio, hacer la compra semanal o ir al trabajo y que nos salva de tantos apuros en el día a día, se convierte en un verdadero quebradero de cabeza cuando la pareja se rompe. Mucho antes de inciar siquiera los trámites del divorcio empiezan ya las disputas sobre quién se va a quedar con el coche, quién tiene que pagar el seguro o quién tiene derecho a usar la plaza de garaje. En este artículo intentamos poner un poco de luz sobre este asunto:

1. REPARTO DE BIENES: ¿Quién se queda el coche tras el divorcio?

Rota la relación de pareja e incluso antes de iniciar los trámites del divorcio o separación toca decidir quién se quedará con el coche. El coche familiar puede ser propiedad de uno solo de los esposos, de ambos conjuntamente o ser un bien ganancial, según quien lo haya comprado y el momento en que se haya adquirido (de solteros o de casados) y lo ideal es que los propios cónyuges decidan quién se lo queda tras la ruptura. Desgraciadamente, las parejas no siempre terminan en los términos más amigables y no siempre es posible ponerse de acuerdo. A falta de acuerdo se aplicarán las siguientes reglas, según quien sea el propietario del coche:

family-932245_1920.jpg

A) VEHÍCULO GANANCIAL

Cuando el coche es un bien ganancial comprado por ambos cónyuges para el uso de la familia y éstos se divorcian, habrá que decidir a cuál de ellos se queda con el vehículo, es decir, a cual de ellos se adjudica el coche en la liquidación de gananciales. 

Si el divorcio es de mutuo acuerdo, el reparto de bienes se puede incluir directamente en el propio convenio regulador adjudicando el coche a quien ambos decidan. En cambio, cuando el divorcio es contencioso (sin acuerdo), no será posible hacer el reparto de bienes dentro del procedimiento de divorcio. Los cónyuges tendrán que iniciar un proceso nuevo y distinto que tenga como objetivo liquidar la sociedad de gananciales y repartir los bienes. Este procedimiento es mucho más costoso y, además, puede durar meses, incluso años. Mientras dura la liquidación, ambos son propietarios y, por tanto, ambos pueden hacer uso del coche, pero también corresponde a ambos asumir las deudas, las multas de tráfico, etc.

b) COCHE PROPIEDAD DE AMBOS (NO GANANCIAL)

Si el coche pertenece a ambos cónyuges pero no es un bien ganancial - porque fue adquirido antes del matrimonio, por ejemplo- son los propios cónyuges quienes tienen que decidir qué van a hacer con el vehículo. En estos casos lo habitual es que uno de ellos se quede con el coche y pague al otro la parte que le corresponde. Pero, ¿Qué ocurre si no hay acuerdo sobre quién debe quedárselo o sobre su valor?

En caso de que no exista acuerdo sobre qué hacer con el coche o sobre el precio, cualquiera de los dos puede acudir al juez y solicitar la división de la cosa común, es decir, que se venda el coche y se reparta el dinero por mitades. Esto supondrá el fin de la co-propiedad, pero también puede tener desventajas como que se consiga un precio demasiado bajo o insuficiente para adquirir un nuevo vehículo. Lo mejor será siempre llegar a un acuerdo.

comprar-coche-(4).jpg

caso especial. VEHÍCULO FAMILIAR CATALUÑA

Si resides en la Comunidad Autónoma de Cataluña debes tener en cuenta que en la CCAA rige un sisitema parcialmente distinto al que se aplica en el resto de España. Así, el Código Civil de Cataluña considera el coche como un bien de uso familiar destinado a satisfacer las necesidades de la familia y no como un bien de valor, pese al precio que los automóviles pueden alcanzar. Esto tiene dos importantes consecuencias prácticas:

  • Se presume que el coche familiar pertenece a ambos cónyuges por mitades (50%- 50%) salvo que pueda probarse lo contrario.
  • No es suficiente prueba el hecho de que solo uno de los cónyuges aparezca en el Registro de Tráfico como titular, ni tampoco la factura de compra. Lo único que valora el Juez para atribuir la titularidad del vehículo a uno u otro cónyuge es quien lo ha pagado, es decir, de quien era el dinero con el se compró. Si ninguno de los cónyuges puede demostrar que el coche se compró íntegramente con su dinero, el Juez atribuirá a cada cónyuge el 50%. 

2. USO DEL VEHÍCULO: ¿Quién puede usarlo mientras no se hace el reparto de bienes?

Mientras se tramita el divorcio los cónyuges siguen teniendo la necesidad de seguir adelante con sus vidas, ir a trabajar, llevar a los niños al colegio y desplazarse en la ciudad. Por ello, ya desde el primer momento, hay que empezar a tomar decisiones respecto del vehículo familiar. En concreto, se trata decidir cual de los cónyuges va a poder hacer uso del coche tras la ruptura, cuando han dejado de convivir y han empezado una vida separada, pero todavía no se han iniciado los trámites legales para el divorcio o no se han repartido los bienes. La solución dependerá de quién sea el propietario del coche:

a) VEHÍCULO PROPIEDAD DE UNO DE LOS CÓNYUGES

Si el coche es propiedad de uno solo de los cónyuges, bien porque lo compró estando aún soltero, bien porque lo pagó con dinero privativo suyo -por ejemplo, de una herencia- el uso se atribuirá al cónyuge titular, salvo casos excepcionales en que las circunstancias aconsejen lo contrario.

b) Vehículo ganancial

Cuando el coche familiar es un bien ganancial que pertenece al matrimonio, ambos cónyuges deben decidir de común acuerdo quién va a ser el que use el vehículo mientras no se haga la liquidación de gananciales y se repartan los bienes. Este acuerdo debe quedar recogido en el convenio regulador y es conveniente regular hasta el más mínimo detalle para evitar desacuerdos o malosentendidos en el futuro. Lo ideal es dejar claro en el convenio a quién se atribuye el uso, por cuánto tiempo y quién correrá con los gastos (seguros, ITV, gasolina, reparaciones, etc). 

family-932245_1920 - copia.jpg

Cuando el divorcio es contencioso (sin acuerdo) se puede solicitar la atribución judicial del uso. En este caso, será el Juez el que decida a cuál de los cónyuges atribuye el uso del vehículo teniendo en cuenta las circunstancias personales de cada uno de ellos y los intereses de la familia, especialmente si existen hijos menores. El Juez puede optar por alguna de las siguientes soluciones:

  • Atribuir el uso a uno de los cónyuges, normalmente aquel que tiene la custodia de los hijos o que se hace cargo de ellos normalmente. Si la custodia es compartida se tendrán en cuenta otros criterios como la distancia entre el domicilio de los padres y el colegio, la distancia al trabajo, la disponibilidad de otro coche, etc. Lo mismo ocurre cuando el matrimonio no tiene hijos comunes.
  • Establecer un uso compartido por periodos de tiempo. Con esta opción ambos cónyuges tendrían derecho a hacer uso del vehículo, turnándose por periodos de tiempo en función de las necesidades. Así, cada progenitor tendría el coche cuando tenga que hacerse cargo de los niños, por ejemplo. A nuestro parecer, esta posibilidad es, más que una solución, una nueva fuente de conflictos.

¿Qué valora el juez a la hora de atribuír el uso del coche familiar?

Cada familia es diferente y tiene unas circunstancias personales y familiares distintas que han de ser valoradas por el juez a la hora de resolver a cual de los cónyuges atribuye el uso del coche familiar. Para ello, el juez ha de hacerse las siguientes preguntas: 

Atribución del coche familiar ¿Qué valora el juez?

  • ¿A quién pertenece el coche? El juez tendrá en cuenta a cual de los cónyuges pertenece el vehículo, si es de la esposa, del marido o un bien ganancial. Cuando el coche es propiedad de uno de uno solo de los cónyuges, lo más frecuente es que el juez conceda el uso al que es titular. Si el coche es propiedad de ambos o un bien ganancial, el juez decidirá teniendo en cuenta otros factores como la necesidad, la existencia de hijos, etc.
  • ¿Dispone alguno de ellos de otro vehículo? Si alguno de los cónyuges dispone de otro vehículo (otro coche, una moto, etc.) que le permita desplazarse, el uso puede atribuirse a aquel que carece de un vehículo adicional.
  • ¿Quién tiene la custodia de los niños? En caso de tener hijos comunes, tiene preferencia en la atribución del coche familiar el progenitor que tenga la custodia de los niños, especialmente si era el vehículo usado durante la convivencia de pareja para llevar a los niños al colegio, a actividades, etc.
  • ¿Para qué va a usarlo cada cónyuge? ¿Alguno de ellos necesita el coche para ir al trabajo? ¿Puede ir en transporte público o necesita el vehículo?
  • ¿Quién lo necesita más? El juez valorará cual de los cónyuges tiene mayor necesidad de disponer del coche teniendo en cuenta las circunstancias personales y familiares de cada uno. Por ejemplo, si el coche está adaptado se dará preferencia a la persona que tiene la discapacidad, pues tiene mayores dificultades (para desplazarse, para encontrar otro vehículo adaptado, etc). También se pueden tener en cuenta aspectos económicos y las posibilidades de adquirir un nuevo coche que tienen uno y otro cónyuge.

¿Se puede atribuir el uso del vehículo familiar al cónyuge que no es titular en Tráfico?

Sí, como hemos dicho, el uso del vehículo y su titularidad son cuestiones distintas y, aunque solo uno de los esposos aparezca como titular del vehículo, nada impide que el uso se ceda al otro (por acuerdo de los cónyuges o por decisión judicial). No obstante, debes tener en cuenta que las notificaciones de tráfico, las multas o el cobro del impuesto de circulación, se harán al cónyuge que aparezca como titular en los Registros de Tráfico. Por ello, si el coche se ha adjudicado a tu ex te aconsejamos qe solicites el cambio de titularidad en los Registros de Tráfico, te evitaras problemas. Te explicamos como hacerlo en el punto 3.

comprar-coche-_2_.jpg

c) COCHE PROPIEDAD DE AMBOS (NO GANANCIAL)

Como hemos dicho anteriormente, lo normal cuando el vehículo es propiedad común de los cónyuges es que ellos mismos decidan quién se queda el coche y lo que debe pagar al otro a cambio, pero esto no siempre es así. En ocasiones, los cónyuges no consiguen llegar a un acuerdo y terminan solicitando la división del bien común, con la consiguiente venta del coche y el reparto del precio de venta por mitades.

Mientras no se vende el coche ¿Quién puede usarlo? ¿Es posible reclamar una indemnización?
Si el coche es común o ganancial y no hay un uso atribuido judicialmente, ambos cónyuges tienen el mismo derecho a usarlo. Por ello, si uno de los cónyuges se ha apropiado del coche y lo usa con carácter exclusivo, es posible reclamarle una indemnización por la privación del uso en el momento de la liquidación de gananciales, aunque desgraciadamente no compensa el haberte quedado sin medio de transporte durante meses (¡o años!).

3. Cambio de titularidad del coche en los Registros de Tráfico por divorcio

Una vez adjudicado el coche a uno de los ex cónyuges en el divorcio, lo mejor que puede hacer el otro es apresurarse en cambiar la titularidad del vehículo en los Registros de la DGT si no quiere acabar con más de un quebradero de cabeza. Hay que tener en cuenta que las multas, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y las demás notificaciones de Tráfico seguirán enviándose (y cobrándose) a quien aparezca como titular en el Resgistro, lo que puede convenir al cónyuge que se ha quedado con el coche, pero no tanto al otro. Por ello, te aconsejamos que tan pronto tengas en tu poder la sentencia de divorcio te dirijas a la Jefatura de Tráfico más cercana y pidas el cambio de titularidad.

comprar-coche-(1).jpg

La documentación que debes presentar en la Jefatura de Tráfico es la siguiente:

CAMBIO DE TITULAR DEL VEHÍCULO EN CASO DE DIVORCIO

  • Convenio regulador o sentencia de divorcio. El convenio regulador debe estar homologado judicialmente y, en principio, no será válido para el cambio de titular el convenio que simplemente ha sido firmado por las partes en el despacho del abogado.
  • Impreso de Solicitud Cambio Titularidad
  • JustifIante del pago de la tasa de Transferencia (en 2018, 54 €)
  • Recibo del último pago del Impuesto de Vehículo de Tracción Mecánica
  • Permiso de circulación
  • Documento acreditativo de tener la ITV en vigor


En el Registro de Tráfico somos titulares mi cónyuge y yo ¿Puedo cambiarlo sin su firma?
Sí ambos sois titulares bastará con que te dirijas a la Jefatura de Tráfico con la sentencia de divorcio en la que se adjudica la propiedad del coche - y los demás documentos mencionados anteriormente - y solicites el cambio de titular. No será necesaria la firma de tu ex. El problema puede surgir cuando no ha habido todavía liquidación de gananciales y el coche sigue siendo propiedad de ambos, pero es uno de los cónyuges quien lo usa ¿Se puede cambiar la titularidad en estos casos?

La simple atribucion del uso puede no ser suficiente para cambiar la titularidad en los Registros de Tráfico, pues a fin de cuentas, el dueño del coche no cambia, solo varía la persona del conductor. La realidad es que dependerá del funcionario con el que te encuentres en el momento de hacer la solicitud. 

Me han cobrado el IVTM pero es mi ex el que usa el coche ¿Qué puedo hacer?

Si te han cobrado el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica es porque el vehículo sigue a tu nombre en los Registros de Tráfico. Lo que debes hacer es dirigirte a la Jefatura de Tráfico y solicitar el cambio de titular. Recuerda que el Ayuntamiento te seguirá cobrando a ti mientras aparezcas como titular, aunque anules la domiciliación pudiendo llegar a embargarte si no pagas. Por ello, lo mejor que puedes hacer es cambiar cuanto antes la titularidad en la DGT.

Métete-en-tus-asuntos---Abogados-de-Divorcio-y-Familia.jpg

Déjao en nuestras manos

Sabemos que es complicado, pero estamos aquí para ayudarte. Tu historia es la nuestra.



CONSULTAR AHORA

También te gustará