Padres separados: ¿Quién paga los libros y el material escolar?

¿Están los gastos de inicio de curso incluidos en la pensión de alimentos? ¿Tengo que pagar la mitad de las extraescolares si no estoy de acuerdo con que mi hijo asista? ¿Cuándo tiene que darme el padre/ madre de mi hijo su parte de los gastos extraordinarios? ¿Qué puedo hacer si no paga? 

 
gastos-escolares.png
 

La cuesta de septiembre

Se habla mucho de la cuesta de enero, pero para muchos padres la verdadera cuesta es la de septiembre. Libros, materiales, ropa nueva, nueva mochila, comedor escolar, extraescolares y matrículas son gastos a los que todo padre con hijos en edad escolar debe enfrentarse en estas fechas. Y si ya es tarea difícil cuando ambos progenitores siguen casados y comparten una economía, todavía lo es más para los padres separados. La importante suma de dinero a desembolsar, de entre 800 y 1400 euros por hijo según este estudio realizado por la OCU, hace de septiembre un mes de dudas par los padres separados en el que vuelven a surgir viejas rencillas y discusiones sobre quién debe pagar los libros, si éste o aquel material es realmente necesario o como se deben repartir los gastos. Para poner un poco de luz en este asunto, a continuación respondemos a tres de las preguntas más frecuentes: 

gastos-libros-(3).jpg

1.¿QUIÉN PAGA LOS LIBROS Y EL MATERIAL ESCOLAR?

La respuesta dependerá de cada caso concreto y de cómo se hayan regulado las obligaciones en el convenio regulador o en la sentencia de divorcio. En términos general, podemos distinguir tres posibles situaciones:

a) El convenio regulador o la sentencia no dicen nada al respecto

Como regla general, si no se ha pactado nada específicamente en en convenio regulador o en la sentencia de divorcio, los gastos de libros y material escolar se consideran gastos ordinarios incluidos en la pensión de alimentos y debe pagarlos el progenitor custodio que administra la pensión, sin posibilidad de reclamar al otro la mitad de su importe.

Gráfico extraído de la web https://www.ocu.org

¿Por qué es así? Los gastos de educación están incluidos en la pensión de alimentos porque son:

  • periódicos: se producen todos los años
  • previsibles: se sabe cuando se van a producir y más o menos su importe.

Para establecer la pensión de alimentos se hace un cálculo estimatorio de todos los gastos ordinarios necesarios para la manutención, vivienda, vestimenta, asistencia médica y educación del hijo durante un año. Una vez hecha la estimación de gasto, se prorratea la cantidad resultante en doce mensualidades, dando como resultado la cuantía mensual de la pensión de alimentos.

La pensión de alimentos se paga por mensualidades por cuestiones de comodidad y conveniencia, tanto para quien la abona, que no tiene que hacer un desembolso tan grande en una sola vez, como para quien la recibe, que sabe que puede contar con aquella cantidad fija cada mes. Sin embargo, los gastos no se producen de manera uniforme a lo largo del año y algunos meses el gasto aumenta considerablemente con respecto a otros. Por ello, el progenitor que administra la pensión debe saber compensar los meses de mayor gasto como el de septiembre con aquellos en los que el gasto es menor. 

B) EL CONVENIO ESTABLECE UN REPARTO DE LOS GASTOS

Cada vez es más frecuente que los padres pacten en el convenio regulador de divorcio que los gastos de inicio de curso sean considerados como gastos extraordinarios cuyo coste se debe repartir entre ambos. Si esto es así, habrá que atender a lo pactado y el precio por los libros y material escolar se abonará por ambos padres en la proporción establecida en el convenio (normalmente al 50%). Esta solución nos parece la más acertada pues hay que tener en cuenta que los costes de inicio de curso van en aumento a medida que el niño crece y, en caso de no existir pacto de abono por mitad, el progenitor custodio se vería obligado a abonar cada vez una cantidad mayor, con lo que la pensión de alimentos que le quedaría para el resto de necesidades del hijo se vería considerablemente reducida.

 

Coste anual por hijo según ciclo educativo

Datos extraidos de la OCU
 

¿Esto incluye otros gastos de inicio de curso, o solo libros y material?

Cuando hablamos de gastos de inicio de curso, normalmente pensamos en libros y material escolar, pues suelen ser lo que supone una mayor inversión, pero quien tiene hijos sabe que los gastos de incio de curso van mucho más allá: uniformes, chandal, nuevos tenis, regalos del amigo invisible, etc. ¿Están estos gastos incluidos?

En este punto es importante prestar atención a la redacción del convenio regulador y a las palabras concretas que utiliza. Así, si el convenio tiene una cláusula del tipo "Los libros y el material escolar necesarios para el inicio del curso se considerarán gastos extraordinarios y se abonarán por mitades entre ambos progenitores" parece claro que solo se está incluyendo aquí el coste estrictamente de libros y material, pero no el de los demás enseres. En este caso, el resto de cosas que el hijo pueda necesitar para el comienzo del nuevo año escolar, como nueva ropa deportiva o uniforme, se deberán pagar con cargo a la pension de alimentos. 

Si, en cambio, el convenio tiene una redacción más amplia con una cláusula que hace referencia a "los gastos de inicio de curso" sin especificar que se refiere solamente a libros y material, se entiende que incluye todos aquellos gastos necesarios para iniciar el curso como por ejemplo el uniforme escolar. Es dudoso si se puede incluir aquí la ropa deportiva o de abrigo puesto que el niño la usará no solo para ir al colegio sino para su día a día. En principio, estos gastos de ropa se debe considerar un gasto ordinario incluido en la pensión de alimentos y, por tanto, debe abonarlos el padre o madre custodio. 

c) TODAVÍA NO HAY CONVENIO REGULADOR NI SENTENCIA DE DIVORCIO

Si el incio de curso os ha cogido en plena separación o divorcio y todavía no teneis convenio regulador ni ninguna medida judicial provisional en la que se determine quién debe asumir los gastos, el coste de los libros y material se repartirá por mitades entre los dos. Si uno asume una cantidad mayor que el otro o la totalidad del coste, podrá reclamar al otro su parte durante el proceso de divorcio. 


¿Tu ex no paga los gastos extra?


2. ¿QUIÉN PAGA LAS EXTRAESCOLARES?

Otro de los gastos importantes sobre los que los padres deben ponerse de acuerdo al incio del curso escolar son las actividades extraescolares. Normalmente las cuotas de las extraescolares se abonan mensual o trimestralmente y no al inicio del curso, pero es en este momento cuando hay que decidir a qué actividades asistirá el niño y quién se hará cargo de ese gasto a lo largo del curso. Para ello, salvo que los padres hayan llegado a un acuerdo distinto en el convenio regulador, se seguirán las siguientes reglas:

gastos-libros.jpg

a) ACTIVIDAD A LA QUE EL HIJO YA ASISTÍA ANTES DE LA SEPARACIÓN

Cuando la extraescolar no es nueva sino una actividad que el hijo ya realizaba antes de la separación de los padres, se presume que ambos estaban de acuerdo en que el hijo realizase dicha extraescolar y en asumir los costes de la misma. Por lo tanto, se trata de un gasto que ya era habitual y ordinario para la familia y que debió se tenido en cuenta por los padres en el convenio regulador:

  • Si se ha pactado un reparto del coste de las actividades extraescolares en el convenio regulador, se seguirá lo establecido en el mismo y cada uno de los padres deberá pagar la cantidad que le corresponda. En la práctica, es frecuente que los progenitores acuerden un reparto equitativo de los gastos de actividades extraescolares a las que los hijos acuden periódicamente y desde hace años como por ejemplo clases de ballet, conservatorios o clases de tenis.
  • Si no se ha pactado nada, se entiende que su importe se ha tenido en cuenta a la hora de acordar la pensión de alimentos, fijando una cantidad más alta en atención al coste de la extraescolar. En este caso, el coste de la extraescolar debe ser asumido por el progenitor que administra la pensión, es decir, el custodio.

 

B) ACTIVIDAD NUEVA (QUE EL HIJO NO REALIZABA ANTES DE LA SEPARACIÓN)

Las actividades extraescolares nuevas, es decir, aquellas que el niño no realizaba en el momento del divorcio y, por tanto no se podían prever en el convenio deben abonarse al margen de la pensión de alimentos. Para saber cómo debe de hacerse el reparto del coste hay que distinguir entre si la actividad es necesaria para el hijo o es voluntaria:

gastos-libros-(1).jpg
  • ACTIVIDAD NECESARIA. Son actividades necesarias aquellas imprescindibles para el desarrollo o la formación del niño, como las clases de apoyo, las clases de inglés o las actividades destinadas a mejorar la capacidad de atención o socialización de los hijos (ej. excursiones en grupo para niños autistas o clases de teatro para niños con problemas de adaptación). Es importante dejar claro que hablamos únicamente de actividades de ocio, no de tratamiento médicos ni terapeuticos, que tienen un tratamiento diferente. El coste de las actividades necesarias se debe abonar por los dos padres en concepto de gastos extraordinarios, por tratarse de gastos que eran imprevisibles en el momento del divorcio, pero igualmente necesarios. El reparto del coste se hará en función de lo que se haya establecido en la sentencia o en el convenio regulador para éste tipo de gastos, normalmente debiendo abonar cada uno el 50% del coste.
  • ACTIVIDAD VOLUNTARIA. Las actividades extraescolares que no sean indispensables para la formación o desarrollo del hijo, se consideran gastos voluntarios. Estas actividades son la mayoría de extraescolares que nos ofrencen los colegios y a modo de ejemplo: clases de baile, natación, fútbol, taekwondo, ajedrez, etc. Estas actividades, aunque pueden resultar útiles para la formación del niño, son prescindibles y, por tanto, se considera un gasto voluntario. El reparto del coste se hará según lo acordado por los padres siempre que ambos están de acuerdo en que el niño se matricule y realice dicha extraescolar. Si solo uno de los padres quiere inscribir al hijo en la actividad pero el otro no está de acuerdo, el coste de pagarlo el progenitor que haya decidido matricular al niño, pues es quien ha hecho surgir el gasto.

Normalmente es sencillo determinar si la actividad es necesaria o es voluntaria y basta con valorar si es posible o no prescindir de ella o si, por el contrario, es indispensable para la educación del hijo. Evidentemente esto dependerá del caso concreto y de las necesidades de cada niño. 

3. MI EX NO PAGA SU PARTE DE LOS GASTOS ESCOLARES ¿QUÉ PUEDO HACER?

Muy bien, tenemos un convenio regulador o una sentencia donde se especifica que los gastos escolares se asumen por mitades por ambos progenitores, ¿Y ahora qué? ¿Cómo se gestiona esto en la práctica? ¿Compra cada uno la mitad de los materiales? ¿Se paga a medias en la propia librería?¿Lo paga todo uno y después el otro le da su parte? 

gastos-libros (2).jpg

Como todos los padres separados sabrán, una cosa es lo que dice el convenio y otra lo que ocurre en la práctica. En nuesto despacho vemos a diario casos en los que alguno de los padres, pese a tener un convenio pactado en el que se comprometen a repartir a medias el coste de los libros, sigue sin abonar su parte. Y esque como dice el refrán "del dicho al hecho hay un trecho". ¿Qué opciones tiene el otro progenitor que ha asumido todo el coste? ¿Cómo puede reclamar al otro su parte?

En primer lugar, antes de hablar de la forma de reclamar el coste de los libros y material escolar, conviene hacer unas aclaraciones:

  • ¿Quién tiene que comprar los libros y material escolar?

Salvo acuerdo distinto entre los padres, el encargado de ir a la tienda y comprar los libros y el material escolar es el progenitor custodio. El padre o madre que tiene la custodia de los hijos, dado que es quien se ocupa mayoritariamente del cuidado de los hijos, es el que debe encargarse de que los niños tengan todo el material necesario para el inicio del curso. Por ello, tanto si el otro progenitor le ha dado ya la parte correspondiente como si no, debe comprar los libros y el material.

  • ¿Cuándo tiene que abonar el otro progenitor su parte? 

Al contrario de lo que muchos padres piensan, el progenitor no custodio no tiene obligación legal de adelantar el dinero de la compra de libros y material escolar. Su obligación de pagar la mitad del coste surge solamente en el momento en que se le presenta la factura por la compra de libros y material. Consecuentemente, salvo que exista acuerdo previo en otro sentido, es el padre o madre que tiene la custodia de los hijos quien tiene que asumir inicialmente el total del coste y solo podrá reclamarlo al otro una vez le entregue la factura. En términos coloquiales, lo que esto implica es que el padre o madre que tiene la custodia es el encargado de ir a la librería o copisteria, encargar el material y pagarlo. Después, con el ticket de compra o la factura podrá reclamar al otro su parte.

painting-1673774_1280.jpg

El principal inconveniente es que el progenitor custodio tiene que afrontar inicialmente todo el gasto siendo posible que nisiquiera disponga de ese dinero. Además, no cabe la opción de ahorrar comprando libros o materiales de segunda mano a otros particulares, pues no tendríamos un ticket de compra que nos permita justificar el gasto ni reclamarlo judicialmente en caso de ser necesario. 

Como alternativa, el padre o madre encargado de comprar los libros puede solicitar en la librería una factura pro forma o un presupuesto de lo que van a costar los libros y presentarselo al otro progenitor para que éste le adelante el dinero. Esta es una buena solución para no tener que hacer un desembolso inicial tan grande, pero como hemos dicho, depende de la voluntad de los padres de querer colaborar, porque la obligación solo surge cuando se presenta la factura definitiva.

  • Ya he presentado a mi ex la factura y aún así no paga, ¿Qué puedo hacer?

Si después de presentar al otro progenitor la factura y darle un tiempo prudencial para que proceda al pago sigue sin abonar la parte proporcional que le corresponde, solo te quedará la opción de acudir a la vía judicial y reclamar el pago ante el juez. Para reclamar los gastos escolares contemplados en la sentencia o en el convenio regulador, bastará con presentar una demanda de ejecución ante el mismo tribunal que dictó la sentencia. Ten en cuenta que para presentar la demanda necesitarás asistencia de abogado y procurador, por lo que antes de decidirte a demandar valora si te compensa o es mejor esperar a que pague voluntariamente. 

Una vez presentada la demanda, desde el Juzgado se enviará una comunicación al progenitor que no ha pagado y se le dará un plazo para que voluntariamente proceda al pago, advirtiéndole de que si no lo hace se le embargarán los bienes necesarios para pagar lo que debe. En este momento pueden pasar dos cosas:

  • Paga voluntariamente ingresándote el dinero en tu cuenta o en la cuenta del Juzgado. Después se te ingresará el dinero en tu cuenta por el propio juzgado.
  • No paga voluntariamente. Se le embarga la cantidad debida por el propio Juzgado, que después te lo ingresará en la cuenta que hayas facilitado. Si el padre o madre deudor no tiene dinero en las cuentas, se le embargará parte del salario o bienes a su nombre.

¿Tu ex no te paga los gastos?


 
Métete-en-tus-asuntos---Abogados-de-Divorcio-y-Familia.jpg

Déjalo en nuestras manos

Sabemos que es complicado, pero estamos aquí para ayudarte. Tu historia es la nuestra.Déjalo en nuestras manos



CONSULTAR AHORA

También te gustará