Quiero divorciarme, ¿Por dónde empiezo?

Divorcio paso a paso: Trámites a seguir para conseguir el divorcio

 
tramites divorcio
 

Cómo conseguir el divorcio

¿Pensando en divorciarte? ¿No sabes por donde tirar? ¿Te asaltan miles de dudas? No te preocupes, son sentimientos normales. En este momento inicial en el que empiezas a pensar en el divcorcio quizás te sientas un poco perdido, sin saber por dónde empezar, si debes quedarte o marcharte, si es mejor el divorcio o la separación, como decírselo a los niños... No te preocupes, en este artículo te contamos los pasos a seguir para conseguir el divorcio sin cometer errores en el camino:

1. Valora tus opciones

El primer paso si estás pensando en el divorcio es informarte cuánto antes de cuales son tus opciones, si te conviene más la separación o el divorcio y cuáles son  los derechos que os asisten a ti y a tus hijos en temas tan importantes como la vivienda familiar, la custodia o la manutención. Tomar decisiones precipitadas puede tener consecuencias negativas que te pueden perjudicar y de las que luego te puedes arrepentir. No te precipites y pregunta a un profesional.

tramites-divorcio.jpg

En ocasiones llegan clientes a nuestro despacho con ideas preconcebidas después de "consultar" a amigos, vecinos o familiares que han pasado por un divorcio. Frases como "El ex de mi prima le paga cien euros de manutención para el niño ¿por qué yo tengo que pagar más?" son el pan de cada día de un abogado de divorcio y, en la mayoría de los casos, son erróneas. Tu familia no es como la familia de tu amiga, la de tu prima o la del carnicero de tu barrio. Esas familias tienen una casa, unos sueldos, unas edades y unas condiciones que seguramente son diferentes a las que te rodean a ti, entonces ¿Por qué crees que tu divorcio se resolverá de la misma manera?

Cada familia es distinta y como tal, son también distintas las soluciones a sus conflictos. Por ello, lo primero que te aconsejamos es que consultes con un abogado que pueda asesorarte sobre las mejores opciones para TI y para TUS hijos. Una consulta personalizada te ayudará a tener claros tus derechos y a no tomar decisiones que puedan perjudicar a tu familia. Si tienes reparos a la hora de preguntar o crees que puede salirte muy caro, una consulta online puede ser una buena opción para ti. Podrás resolver todas tus dudas sobre tu divorcio de forma anónima y segura desde la tranquilidad de tu casa.

2. Reúne el papeleo

El siguiente paso es reunir los documentos que tendrás que presentar en el Juzgado junto con la demanda de divorcio. Los documentos imprescindibles para solicitar el divorcio son dos:

trámites-divorcio (3).jpg
  1. Certificado de matrimonio. Se pide en el Registro Civil en el que conste inscrito el matrimonio. Si dispones de DNI electrónico o certificado digital  también puedes solicitarlo online en la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia.
  2. Certificado de nacimiento del hijo común o de los hijos comunes, si hubiera más de uno. Se solicita en el Registro Civil en el que conste inscrito el nacimiento. No olvides llevar contigo tu DNI para identificarte como el progenitor legal, en caso contrario no te expedirán el certificado. 

Además de estos dos documentos básicos e imprescindibles para solicitar el divorcio, te aconsejamos reunir todos los contratos, recibos o escrituras que puedan ser relevantes como los papeles del coche, las escrituras de la vivienda, el contrato de alquiler o el contrato de hipoteca. 

3. Diseña el convenio regulador ideal

Ya tienes los papeles y sabes qué derechos te asisten. Es hora de empezar a pensar en lo que quieres conseguir con el divorcio y cómo deseas que sean las cosas tras la separación:

  • ¿Quién se quedará vivienda en la casa común?
  • ¿Quién tendrá la custodia de los niños?
  • ¿Cuántos días de visita tendrá el progenitor que no tenga la custodia?
  • ¿Cuánto será la pensión de alimentos que corresponde a tus hijos?
  • ¿Cómo se repartirán los bienes comunes?
  • ¿Habrá compensatoria?
trámites-divorcio (5).jpg

Muchas preguntas, ¿Verdad? Todas ellas deben quedar resueltas en el proceso de divorcio. Por ello, junto con la demanda solicitando el divorcio habrá que presentar las soluciones propuestas a estas preguntas. Cuando el divorcio es de mutuo acuerdo (amistoso) estas medidas que van a regir después del divorcio se plasman en el convenio regulador. El convenio regulador es una especie de "contrato" firmado por los dos cónyuges en el que se contienen los acuerdos de estos sobre la custodia, la vivienda, la manutención de los hijos, ect. Si el divorcio es contencioso (sin acuerdo) no hay convenio regulador como tal, pero esas mismas preguntas deben quedar resueltas en tus peticiones en la demanda. 

Es hora de que te sientes y pienses sobre cómo te gustaría que se resolviesen las anteriores cuestiones: ¿Cómo quieres que sean las cosas tras el divorcio? ¿Prefieres custodia paterna, materna o compartida? ¿Quién abonará los gastos de la vivienda? ¿Os quedareis la casa o la venderéis? Piensa en todo ello, coge boli y  papel y escribe tus propuestas. Esto te ayudará a saber lo que quieres antes de acudir a tu abogado e iniciar los trámites y a saber cuál es tu postura frente a tu ex, incluso si el divorcio es amistoso. Mucho en qué pensar ¿Verdad? Tómatelo con calma. Si necesitas un poco de ayuda puede consultar nuestra guía  ¿Cómo hacer el convenio regulador?, en el que te damos todas las pautas para que no se quede nada atrás. 

trámites-divorcio (2).jpg

4. Presenta la demanda de divorcio

Una vez que has consultado con un abogado, has reunido todo el papeleo necesario y has plasmado tus propuestas en papel es hora de acudir a un abogado para presentar la demanda. Aquí pueden pasar dos cosas:

  • Si el divorcio es de mutuo acuerdo: para solicitar el divorcio solo será necesario presentar una demanda acompañada del convenio regulador firmado por los dos cónyuges. Este procedimiento es el más sencillo y económico ya que no se celebra un juicio. Simplemente habrá que presentar la demanda y, cuando os convoquen, presentaros en el Juzgado para ratificar, es decir, para firmar vuestra conformidad con la demanda y el convenio delante del Secretario Judicial. En unos días el se dictará el decreto o sentencia de divorcio que os comunicarán desde el Juzgado y, a partir de ese momento, estareis legalmente divorciados. 

Puesto que no hay un juicio ni intereses contrapuestos al ser de mutuo acuerdo, ambos podeis acudir al mismo abogado y usar el mismo procurador, lo que abaratará mucho los costes del divorcio. De todos modos, si las negociaciones son difíciles o si se os hace duro comunicaros entre vosotros, os aconsejamos que cada uno cuente con su propio abogado para que entre abogados negocien los puntos del convenio según vuestras indicaciones, de manera imparcial y evitando el contacto directo entre vosotros.

  • Si el divorcio es contencioso (sin acuerdo): cada uno deberá tener un abogado que le asista y un procurador. Si eres tú quien va a iniciar los trámites debes acudir a un abogado con los documentos que te mencionábamos en el punto 2 y tus propuestas sobre la custodia, la vivienda, ect. para que el abogado pueda incluirlas en la demanda. Una vez presentada la demanda, el Juzgado se encargará de comunicar a tu cónyuge que ha sido demandado y le darán un plazo de 20 días para que presente su contestación a la demanda.
Divorcio-contencioso-con-correctas.jpg

5. Petición de medidas provisionales

El divorcio puede convertirse en un largo proceso que puede durar meses, especialmente si no hay acuerdo. Para que te hagas una idea, la duración media de un divorcio contencioso (sin acuerdo) es de entre seis  meses y un año y medio, dependiendo del juzgado y de las circunstancias concretas de cada caso. Sin embargo, como todos sabemos, la vida no se detiene. Desde que se produce la ruptura de la pareja hasta que sale el juicio de divorcio hay que seguir adelante y para ello es necesario contar con algunas "normas": ¿Quién se queda con los  niños? ¿Quién paga la hipoteca durante ese tiempo? ¿Qué días va a poder ver a sus hijos el progenitor que no los tenga en su compañía? ¿Quién se queda en la casa común?... Para dar respuesta a todas estas cuestiones surgen las medidas provisionales. 

trámites divorcio.jpg

¿Qué son las medidas provisionales?

Las medidas provisionales, como su propio nombre indica, son medidas que regulan determinados aspectos de la separación de manera transitoria mientras no se dicta la sentencia de divorcio, es decir, dictan las "normas a seguir" mientras no hay una sentencia de divorcio definitiva. Así, se establecerá quién tiene la custodia de los niños, quién se queda en la vivienda o la manutención que debe abonarse a los hijos durante los meses que dure el proceso.

Estas medidas tienen la misma fuerza que si se tratase de una sentencia y deben ser cumplidas obligatoriamente hasta que se sustituyan por otras una vez se dicte la sentencia definitiva de divorcio. Con ello se evita quedar en un "limbo legal" durante la tramitación del divorcio y los cónyuges cuentan con algo a lo que agarrarse en caso de discrepancias o problemas entre ellos, como por ejemplo, que uno impida al otro ver a los hijos,  intente cambiar el domicilio del niño o se produzcan disputas a la salida del colegio.

Este trámite es "opcional" y no se dará en todos los procesos de divorcio. Para que el juez dicte medidas provisionales hay que pedirlo en la demanda (si somos demandantes) o en la contestanción a la demanda (si somos demandados). Así, si eres el que inicia el proceso en la demanda pedirás, por ejemplo, que se te atribuya la vivienda familiar de manera provisional, la custodia de los niños, que se fije una pensión de alimentos a favor de tus hijos de X euros, etc.  Aunque como hemos dicho es un trámite opcional, si hay hijos menores el propio juez puede dictar medidas de oficio sin que nadie lo solicite en protección de los menores.

6. El juicio de Divorcio

trámites-divorcio (4).jpg

El último paso es el juicio de divorcio. Este trámite final solo se da en los procesos de divorcio contenciosos (sin acuerdo) pues, como veíamos en el paso 4, en el divorcio de mutuo acuerdo no hay un juicio sino que los cónyuges simplemente van al juzgado a ratificarse en la demanda y, posteriormente, se dicta la sentencia de divorcio. 

El día del juicio ambos tendréis que presentaros en el Juzgado acompañados de vuestros respectivos abogados. En la vista se os oirá a cada uno de los cónyuges, a los testigos y a los peritos si los hubiera (psicólogos, por ejemplo) y se presentarán las pruebas. Si hay hijos menores en común que sean mayores de 12 años el juez también solicitará escuchar su opinión. Después el juicio quedará visto para sentencia. En unos días recibirás la sentencia de divorcio definitiva y ya estarás divorciado/a.

Si teneis hijos menores en común, lo más probable es que antes del día juicio tengais que realizar algún trámite adicional como un examen psico-social o entrevistas con psicólogos para que el juez cuente con erramientas para valorar las circunstancias de tu familia de cara al juicio. No te preocupes, tu abogado te informará puntualmente y es menos imponente de lo que suena. Todo irá bien. 

6. Después del divorcio

Desde que se dicta la sentencia de divorcio estáis legalmente separados y puedes respirar tranquilo/a. Eso si, recuerda que ambos teneis la obligación de cumplir las medidas que se establezcan en ella, especialmente respecto de los hijos menores. En no pocos casos, los progenitores no respetan lo que se ha dictado en la sentencia y dejan de pagar la pensión de alimentos o los gastos extraordinarios, impiden las comunicaciones con los hijos o deciden mudarse sin solicitar el consentimiento del otro. Si esto te ocurre, ¿Se puede hacer algo? ¿Qué medidas existen? Te dejamos aquí un par de artículos que pueden ayudarte a resolver esas dudas: 

trámites-divorcio (7).jpg

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si es así ¡Comparte!

Métete-en-tus-asuntos---Abogados-de-Divorcio-y-Familia.jpg

Déjalo en nuestras manos

Sabemos que es complicado, pero estamos aquí para ayudarte. Tu historia es la nuestra.


 


También te gustará


CONSULTAR AHORA