¿Necesita tu perro un abogado de divorcio?

¿Quién se queda con el perro si nos separamos? ¿Quién paga el veterinario después del divorcio? Mi ex se ha llevado a nuestra mascota ¿Qué puedo hacer?

 
divorcio-mascota
 

Uno más de la familia

Las mascotas no hablan, pero si pudieran probablemente dirían que no quieren dejar de ver a ninguno de sus padres. Al igual que con la custodia de los hijos, determinar quién cuidará de las mascotas después de un divorcio puede ser un tema difícil. Si bien los tribunales consideran a las mascotas como meras propiedades, para la mayoría de los hogares, son parte de la familia.

1. ¿Quién se queda con la mascota tas el divorcio?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no existe como tal en nuestro ordenamiento la custodia de las mascotas. Tu perro o tu gato son para nuestro derecho simples cosas de las que sois propietarios.

custodia-mascota

Es cierto que los tribunales intentan lentamente hacer una interpretación más justa y acorde a la naturaleza de las relaciones entre mascotas y dueños teniendo en cuenta su papel en nuestras vidas y en la familia, pero también lo es que no podemos estar seguros de que nos tocará un juez comprensivo. A día de hoy, dejar la decisión en manos de los tribunales implica asumir el riesgo de que el juez decida quién es el dueño de vuestra mascota del mismo modo que decide quién es el dueño del coche. Por ello, lo mejor es coger el toro por los cuernos y llegar a un acuerdo sobre la custodia.

¿Cómo lo hacemos?

Si tanto tu como tu cónyuge no podríais vivir sin vuestras mascotas, la primera y más amistosa solución es llegar a un acuerdo sobre su custodia. Puede parecer algo extraño, pero poner ciertos términos en papel, como el horario de visitas, la toma de decisiones y el reparto de gastos, puede ser de gran ayuda para sobrellevar la separación.

Aquí algunas opciones:

divorcio-gato
  • Custodia compartida. Algunas parejas divorciadas deciden transportar a la mascota entre dos casas regularmente, de manera similar a como se hace con los arreglos de custodia de los hijos.

  • Custodia repartida. Otros optan por que la mascota viva con un dueño por seis meses y el con otro por el resto del año. Esta forma de reparto puede suponer un enorme cambio, por lo que no será un opción válida para todo tipo de mascotas. Analiza si funciona para ti antes de llegar a ningún acuerdo.

  • Custodia a cargo de uno y visitas para el otro. En esta opción vuestra mascota vivirá con uno de vosotros todo el tiempo, pero el otro tendrá derecho a visitarle y/o sacarle a pasear, con lo que se mantiene el contacto con ambos dueños, pero sin romper las rutinas y estabiliadad del animal.

2. ¿Necesita tu perro un abogado de divorcio?

Si tú y tu ex cónyuge no habéis podido llegar a un acuerdo amistoso sobre la custodia de vuestra mascota, siempre podéis buscar solución ante un juzgado, preferiblemente con ayuda de un abogado de divorcio empático y experimentado.

divorcio-perro

Un abogado os ayudará a redactar un acuerdo de custodia personalizado y adaptado a las necesidades de vuestra mascota y a las vuestras propias, que podréis incluir en el convenio regulador de divorcio. Con ello, cuando el convenio sea aprobado por el juez, los acuerdos a los que hayais llegado sobre vuestra mascota tendrán plena eficacia jurídica y podrás ejercer tus derechos en caso de que la otra parte no cumpla lo pactado.

¿Qué debe incluir el acuerdo sobre custodia mi mascota?

Un acuerdo completo sobre la custodia de la mascota debe dar respuesta, al menos, a las siguientes preguntas:

  • ¿Con quién convivirá la mascota tras el divorcio?
  • La decisión más importante es con quién va a vivir vuestra mascota tras la separación, es decir, quién va a tener su custodia y a ocuparse de su cuidado en el día a día.
  • ¿Tendrá el otro cónyuge derecho de visitas?
  • Se trata de decidir si el ex cónyuge que no convive con la mascota habitualmente tendrá derecho de visitarla y pasar tiempo en su compañía. Si es así, ¿Cuáles serán los términos, horario y días de las visitas?
  • ¿Quién cuidará de la mascota cuando el cuidador principal esté de viaje o gravemente enfermo?
  • Se trata de decidir quién se hará cargo del animal cuando el cuidador no pueda,por ejemplo, por ingreso en el hospital.
  • ¿Quién tomará las decisiones importantes sobre el cuidado y salud de la mascota?
  • Aunque lo lógico es que el que se quede con la "custodia" sea el que se haga cargo del cuidado diario de la mascota, como asearle, desparasitarle o llavarle al veterinario, es posible pactar que las decisiones más importantes o de mayor relavancia como las operaciones veterinarias requieran el acuerdo de ambos.
  • ¿Cómo se dividirán los gastos de la mascota?
  • Desde los gastos más ordinarios como la alimentación a los más cuantiosos como la castración, las vacunas o las operaciones veterinarias, todo debe quedar plasmado en el acuerdo de custodia si quieres evitarte sorpresas.
  • ¿Podrá un cónyuge llevar a la mascota en viajes fuera del país o requerirá el consentimiento de ambos?
  • Además de los requisitos ya exigidos por la ley para viajar con perros o gatos, en el convenio podemos pactar que se requiera de autorización del otro para salir con la mascota fuera del país.

3. En caso de desacuerdo ¿Qué dicen los tribunales?

El punto de partida es entender que el Código Civil considera que las mascotas tienen naturaleza de bienes muebles, es decir, de cosas. Al igual que el coche o la televisión, el perro o el gato de la familia son para el Derecho, simples bienes que la pareja tiene en propiedad. Mientras a cualquiera que tenga un animal de compañía esto le puede parecer una terrible broma que no se ajusta a la realidad de las familias, es sin duda, algo que debemos tener en cuenta antes de aventurarnos en la vía judicial.

mascota-divorcio

Entonces, ¿Solo se valoran los derechos de propiedad?

En principio no hay ninguna ley que obligue a los jueces entrar más en el asunto y, a grandes rasgos, dejar la decisión es las manos de un juzgado significará que los tribunales decidirán quién es el dueño del perro/ gato del mismo modo que deciden quién es el dueño de la televisión. Sin tener en cuenta que son parte de la familia, que son seres y no cosas.

Sin embargo, se empieza a observar como la justicia española evoluciona con la sociedad y algunos tribuales (pocos, de momento) se toman cada vez más en serio las repercusiones de su decisión sobre las mascotas de la familia. Así, debido a la creciente preocupación por la custodia de las mascotas después del divorcio, los tribunales han comenzado a aplicar un análisis más flexible sobre quién debe asumir la responsabilidad de las mascotas una vez que una pareja casada se divorcia.

perro-divorcio

¿Qué tiene en cuenta el juez a la hora de decidir sobre la custodia de una mascota?

En general, los tribunales analizarán las siguientes cuestiones:

  • ¿Quién es el propietario? Lo primero en lo que se fijará el tribunal es quién es el legalmente dueño de vuestra mascota. La forma más sencilla de averiguarlo es consultar quién aparece como titular de la mascota en el microchip o en la cartilla veterinaria.

    ¿Significa esto que siempre se considerará propietario a quien aparezca como titular en el microchip o cartilla veterinaria?

    No, la titularidad en la cartilla veterinaria o en el microchip es un indicativo que se tendrá muy en cuenta para determinar a quién pertenece la mascota, pero es posible probar en contrario, por ejemplo, presentando el recibo de adopción o la factura de compra del animal.

    Lo más probable en parejas que adquirieron al perro/ gato mientras estaban casadas en régimen de gananciales es que ambos sean dueños de la mascota. En ese caso, la custodia se concederá a aquel cónyuge a cuyo nombre está inscrita. En cambio, si el matrimonio se contrajo en separación de bienes, la mascota quedará bajo la custodia de la persona que la adquirió, independiente si lo hizo antes o durante el matrimonio.

  • ¿Quién se ocupaba del cuidado de la mascota durante la relación?

    Otra de las circunstancias que tendrá en cuenta el tribunal es quíen se hacía cargo del cuidado de la mascota durante le relación: quien le sacaba a pasear, quien le daba de comer, quien le llevaba al veterinario, etc.

  • ¿Quién tiene mayor vínculo con la mascota?

    En muchos casos, aunque el cuidado de las mascotas es tarea de uno de los miembros de la pareja, éstas están más vinculadas a otros miembros de la familia, como los niños. La relación entre las mascotas y los hijos de la pareja es un factor a considerar a la hora de decidir con quién ha de quedarse la mascota, en especial si los niños se han criado desde pequeños en compañía del animal o están muy unidos a él.

  • ¿Quién se ha hecho cargo de la mascota tras la separación?

    Por último, los tribunales también podrán tener en cuenta quién se ha ocupado del cuidado de la mascota desde la separación y hasta el momento del juicio. Aunque este no es un factor tan determinante como los anteriores, sí puede serlo cuando uno de los ex cónyuges se haya desentendido totalmente de la mascota, por ejemplo, dejando de pagar sus gastos veterinarios.

Esta nueva forma de entender el papel de las mascotas en nuestras vidas tiene como resultado que puedan ser tenidas en cuenta por los tribunales dentro del proceso de divorcio, no como meras cosas a repartir, sino como un miembro más de la familia cuya custodia se debe decidir. Así, aparecen sentencias en las que la custodia del animal se decide tomando en cuenta la custodia de los hijos, ya que se considera que separación de los menores y sus mascotas puede agravar la ya delicada situación emocional que genera el divorcio de los progenitores. En otros casos, los jueces deciden teniendo en cuenta el interés del propio animal, otorgando la custodia al cónyuge capaz de proveer alimentos, atención médica, refugio, aseo y ejercicio para la mascota.

Métete-en-tus-asuntos---Abogados-de-Divorcio-y-Familia.jpg

DÉJALO EN NUESTRAS MANOS

Sabemos que es complicado, pero estamos aquí para ayudare. Tu historia es la nuestra.